Archivo

Archive for 19 agosto 2010

Inception gráficamente

Hola
Para complementar el post anterior y para los que se enredaron un poquito con los personajes y los niveles de Inception, este gráfico puede ser esclarecedor.

Inception: Matrix for Mind

¿Alguna vez tuviste un sueño tan real que juraste que era verdad? Esta línea de diálogo de la película Matrix, una de las más emblemáticas de finales del siglo XX, vuelve a ponerse de moda con Inception, la última película de Cristopher Nolan (uno de los últimos directores de culto de Hollywood), con la diferencia de que ahora la inmersión no será un viaje al interior de un software de simulación, si no una increible aventura al interior del ser humano.
Inception es una de esas películas que llegan precedidas de una gran expectativa, pero a diferencia de muchas otras, su prestigio no está sustentado de manera exclusiva por efectos especiales, galardones, el prestigio de su director, las estrellas que protagonizan o su temática novedosa.  Esta película tiene un poco de cada una de las anteriores.
Nolan nos tiene acostumbrados a relatos poco convencionales en su narrativa y sus temáticas.  Desde Memento, una de sus primeras y más importantes obras, ha generado expectativa y algo de confusión en espectadores acostumbrados a tramas fáciles y predecibles.  Su gran virtud es que logra enganchar al público por medio de historias atractivas e inquietantes, con altas dosis de suspenso y en donde los efectos especiales están siempre a beneficio del guión.
A pesar de contar hasta el momento con pocas películas (Memento, Insomnia, The Prestige, Batman Begins, Batman the Dark Knight y ahora Inception), Nolan es uno de los directores más coherentes de Hollywood, caracterizado por su obsesión por los orígenes y las causas más que por los impactos y las consecuencias.  No es gratuito, por tanto, que conozcamos en la primera escena el final cronológico en Memento y The Prestige o que sus películas sean contadas hacia atrás (Memento), de forma circular (The Prestige) o mediante tiempos paralelos no simultáneos (Inception).

Las historias de Nolan están protagonizadas por personajes oscuros que no generan total simpatía en el espectador pero que terminan conmoviendo por su honesta humanidad.  No son héroes sino seres atormentados, llenos de culpa y miedo (Aun en el caso de Batman, que en las dos películas de Nolan es mucho más ambiguo, complejo y oscuro que en las de Shumacher y Burton).   Un hombre con amnesia y un oscuro pasado (Memento), una rivalidad a muerte entre dos magos (The Prestige), un policía con insomnio y un gran sentimiento de culpa (Insomnia) y un superhéroe que aun no sabe si es realmente el villano de la historia (Batman) se completan ahora con un grupo de personajes cuya misión es algo confusa y poco aceptable, liderados por un hombre carcomido por la culpa y contratados por un magnate, cuyos oscuros motivos no se justifican.
Inception es como Viaje Insólito, la película ochentera, pero en este caso la travesía es al interior psíquico de alguien; un viaje que se parece más a la inmersión metafísica de Quieres ser John Malkovich.  Esta circunstancia ha hecho de esta película un blanco fácil de los psicoanalistas y sus teorías sobre el yo; pero, con todo respeto, creo que ésta es sólo una excusa para romper la linealidad del tiempo y jugar con la relatividad espacio-temporal.

El espectador común podría perderse en una trama que, a diferencia de las típicas de Hollywood, no explica ni justifica las acciones pero en el fondo no es nada tan complejo que no pueda entenderse desde la lógica del sueño, que  poco tiene que ver con la lógica de la vida real. Sus mayores detractores critican el guión por momentos confuso y algunas incoherencias en el manejo de los niveles de sueño, pero en la sequía actual de buenas historias, Inception es una cinta más que satisfactoria.
La confusión podría generarse posiblemente con la incursión tecnológica de simuladores que, al estilo de Matrix, permiten a los viajeros la posibilidad de tener un sueño controlado y un encuentro (que podría concluir en lucha) con el inconsciente del durmiente huesped.  El juego de Nolan consiste en la compresión del tiempo en cada una de las esferas y el engaño que puede hacerse al inconsciente mediante la simulación perfecta de la realidad.  Es en este aspecto es donde más se evidencia el género de ciencia ficción de la película y en lo que más se asemeja a Matrix, aquella película de 1999 (por supuesto sólo la primera y no los remedos posteriores) que nos hizo dudar de la realidad que nos rodea, soportadas ambas desde la ciencia por algunas teorías de la física, la filosofía y autores como Baudrillard (con libros como Simulacro y Simulación).   En el caso de Inception es realmente destacable el juego con tiempos paralelos, que hace caso al tema de la relatividad del tiempo… ¿Cuánto dura un segundo? todo depende.
El elenco de la película conjuga consagrados actores de gran prestigio como Tom Berenger (Platoon) y Michael Caine (Las reglas de la casa de la Sidra, Vestida para matar) con la talentosa francesa Marion Coutillard (La vida en rosa) y actores infantiles y juveniles reconfigurados en roles adultos como Ellen Page (Juno), Joseph Gordon Levitt (3d rock) y el mismo Di Caprio ( que se hizo famosos por películas como Que come Gilbert Grapes? o series como Como duele crecer). 
Los personajes de la película han sido atacados por algunos críticos y hay que decir que les asiste algo de razón al sugerir que no están bien configurados y que, a excepción de Cobb (Di Caprio) y Ariadne (Page), los demás sólo son parte de un equipo en donde los roles no están del todo claros.  Ariadne es un nombre poderoso, que sugiere significados relacionados con la mitología y ha sido ampliamente estudiado por el psicoanálisis, pero más allá de su relación de contraposición Sueño-Realidad con Mal, The Shadow (la sombra, interpretado por Coutillard) cumple a medias su rol de llevar el hilo de la cordura para que el personaje no caiga en la locur.  El personaje de Di Caprio sí está muy bien construido, lo que por supuesto ha llevado a que el actor se luzca y convenza a unos cuantos escépticos que no han podido sacarse a Jack, su personaje de Titanic, de la cabeza.
Inception es una película que tiende a convertirse en film de culto, es una moderna obra maestra de la ciencia ficción que consolida a Cristopher Nolan como autor emblemático y a Leo Di Caprio como el actor mimado de los grandes directores (después de Scorsese,Ridley Scott, Spielberg, Agnieska Holland y Nolan; mi director favorito, Clint Eastwood, lo eligió para protagonizar Hoover en 2012). 
A todo esto hay que añadir el valor de su director al hacer una película que va en contravía de la reciente moda de filmar dos versiones para estrenar una en 3D.  Nolan justificó su negativa en la pérdida de brillo que tendría la versión 2D (accesible al gran público) y en lo innecesario que sería este efecto para la narrativa de la historia.  
Si usted no ha visto aun esta película ni conoce la obra de su director prepárese para dejar de lado el efecto de la magia y tratar de entender el truco.  Esta película probablemente le recordará aquel sueño tan real que tuvo y le hará preguntarse si realmente fue sólo un sueño.

Les Luthiers

Desde muy niño he admirado a este gran grupo argentino: Les Luthiers.   Comparto con ustedes dos joyas de sus primeras épocas.

Primero que todo, Rabinovich tratando de leer (muchos aun leen así)

La tanda, interpretación para comerciales de televisión… Televicio!

Videos literales

Sólo por diversión, comparto con ustedes una tendencia graciosa (en algunos casos) que tiene varios ejemplos en youtube: Las canciones con letra literal (en la que cuentan que está pasando en el video).  Algunos ejemplos con canciones emblemáticas de los años ochenta.

¿Que tipo de usuario de facebook eres?

Todos usamos facebook de manera disinta y con mayor o menor frecuencia.  En la página de Oatmeal hacen una divertida caracterización que comparto con ustedes.
Yo creo ser éste:

Jajaja, y tu ¿Cuál eres?
How to suck at facebook

La nostalgia vende. Toy Story 3 y Shrek 4

Hace varios años que los cinéfilos perdimos la pelea contra el vicio de Hollywood de producir continuaciones de sus películas exitosas, las famosas preculas y secuelas parecen más bien hojuelas: infladas por fuera y rellenas de aire por dentro.  Los exhibidores ya acostumbraron a los espectadores a esperar la segunda parte de cada película desde el final de la primera.
En 2010 se estrenaron las secuelas de dos películas emblemáticas para la animación: Toy Story 3 y Shrek 4.
Se trata de un par de historias con una buena cantidad de seguidores y que, cada una a su estilo, marcaron hitos importantes para el cine infantil (siendo muy populares entre los niños grandecitos, de más de 18).  
Shrek fue una divertida bofetada a la narrativa clásica de Disney, proponiendo una divertida historia en donde los tradicionales villanos son nobles y luchan contra la maldad de hadas y héroes y Toy Story fue la primera película tridimensional animada. Ambas secuelas fueron estrenadas casi al mismo tiempo y las salas de nuevo se llenaron de adultos que pudieron verlas sin complejos en compañía de los niños.  
Toy Story 3, presentada 15 años después de la primera, es una historia sencilla y a la vez muy compleja que, sin perder su dosis de humor, hace al público reflexionar, emocionarse y no en pocos casos, llorar con una sentida historia de amistad, lealtad y nostalgia por la infancia perdida.
Esta nueva versión explora los distintos géneros cinematográficos mezclando momentos de suspenso con apuntes divertidos y escenas de gran dramatismo.  Los personajes, de gran cariño y recordación para el público, siguen siendo fieles a sí mismos pero en ellos se ve el paso de los años, como si hubieran crecido paralelamente con los niños que los vieron por primera vez en la pantalla.   La construcción de los personajes nuevos sorprende también por su bien lograda psicología que los hace casi humanos.  Sobresalen entre ellos el inseguro Ken y el resentido Lotso.
Un caso muy distinto es el de Shrek 4, que generaba también gran expectativa.  A pesar de ser una de las pocas películas en las que la primera y la segunda entrega compiten en calidad y gusto del público, la historia venía flaqueando desde la tercera parte por una razón muy simple: Ya se desgastó la trama. 
El punto de partida de Shrek 4 es una especie de historia paralela que nada tiene que ver con la historia principal y en la que molesta la incoherencia de los personajes con sus caracterizaciones iniciales.  Es un gran artificio que pretende entretener con efectos visuales y un par de chistes repetidos de las películas anteriores, pero que no atrapa al olvidar el sentido original de la historia: hacer una parodia de los cuentos de hadas, con referencias a otras películas o a situaciones de la vida actual. Lo ocurrido con esta historia, que paradójicamente goza de buena taquilla, debería ser una lección para los productores de que todo buen producto se agota.
En lo que sí parecen coincidir ambas es en la innecesaria utilización del 3D, que poco aporta a las películas, y en que la nostalgia vende, o si no que lo digan Astroboy, los Magníficos o los Pitufos.

Categorías:Comentarios Etiquetas: , , ,

Cine: recetas y símbolos. Guía para entender el cine sin dejar de disfrutarlo

Hola amigos.
Muchos me han preguntado en donde puede conseguirse el libro Cine: recetas y símbolos.  Guía para entender el cine sin dejar de disfrutarlo.

Aquí están los datos de donde puede ser comprado.
Librería de la U
Librería Nacional
Lemoine Editores
Librería Lerner

Estas son algunas reseñas que se han hecho sobre el texto:
Reseña en Caracol Noticias
Las claves del lego para legos en revista Palabra Clave
Reseña en Pantalla Colombia
Suplemento Vive In- El Tiempo
Revista El Clavo- Cali
Se trata de un texto dividido en tres episodios:
1. Consumo de cine (sobre los procesos de oferta y demanda del cine y el nuevo ritual de ver una película).
2. Entender el cine de Hollywood (escrito en colaboración con mi amigo y colega Enrique Uribe), en el que proponemos algunas fórmulas y recetas del cine de Hollywood y comparamos a los buenos y malos directores con chefs o simples cocineros.
3. Leer el cine (con indicaciones sobre como hacer un análisis desde tres puntos de vista: Estructural, simbólico e ideológico).
Se trata (como lo dice el subtítulo) de un libro que puede ser leído por expertos o por no iniciados en el tema del cine que quieran aprender más sobre este tema y cuenta con ilustraciones de mi buen amigo Norman Velásquez. 

Esta es la tabla de contenido:
CINE: RECETAS Y SÍMBOLOS.   Guía para entender el cine sin dejar de disfrutarlo
EPISODIO 1: CONSUMIR EL CINE
1- El cine: ¿lectura o consumo?
2- El consumo
3- El consumo cultural y los consumidores
4- Una investigación sobre consumo
5- El consumo de cine
6- El cine que se ve y se vende
7- ¿y la parte técnica?

EPISODIO 2: DESCUBRIR EL CINE DE HOLLYWOOD -Con Enrique Uribe-
1- La Fórmula tradicional de Hollywood
2- De la fórmula a la receta: el bocado cinematográfico
3.1 Héroe contra el mundo
3.1.1 Héroe contra el mal
3.1.2 Animal heroico
3.1.3 Hazaña deportiva
3.1.4 Héroe por accidente
3.2 La fuerza del corazón
3.2.1 Comedia romántica
3.2.2 La gran ilusión
3.2.3 Lección de vida
3.2.4 Segunda oportunidad
3.3 Locura adolescente: Comedia sexual y terror
3.4 La Parodia como burla a las fórmulas

EPISODIO 3: LEER Y ANALIZAR EL CINE
1- Introducción a la lectura de la imagen
2- La lectura estructural
2.1- Un ejemplo de lectura estructural:
El viejo cowboy se cansó de matar. El paradigma de Syd Field en tres películas de Clint Eastwood
3- La lectura simbólica
3.1- Un ejemplo de lectura simbólica:
¿Ser o no ser? He ahí a la Matrix
4- La lectura ideológica
4.1- Un ejemplo de lectura ideológica:
Rocky IV: Un gancho derecho a los soviéticos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 83 seguidores

%d personas les gusta esto: