Archivo

Posts Tagged ‘ficci’

Diario del Festival de Cine de Cartagena- FICCI 2012

Una vez más tengo el placer de disfrutar con el Festival de cine más antiguo de América Latina, el Festicine Cartagena (ahora llamado Ficci) al que he tenido la oportunidad de asistir más de 10 veces desde 1998.
Este año participo como parte del trabajo de campo de mi investigación sobre jóvenes realizadores colombianos, haré algunas entrevistas para mi programa de radio 3Dpelícula, así como notas en tv para Cinefunción y, finalmente ya puedo decirlo, soy miembro votante de la industria representando a la academia para los premios de la tv colombiana, los famosos India Catalina.

Aprovecharé la oportunidad para hacer, como el año anterior, un diario de las películas y actividades especiales en las que participe para que los amigos del blog conozcan a través mio lo que aquí acontece.
Día 1
LAS ACACIAS de Pablo Giorgelli (Argentina)
En sintonía con el que muchos han llamado nueva ola del cine argentino, Giorgelli presenta una película no apta para impacientes.  A bordo de un camión que transita a baja velocidad, conocemos mucho de los personajes principales que van de Asunción a Buenos Aires por sus silencios, sus miradas y sus pocos diáogos.  Una película de carretera sin aventura ni peripecias en donde los personajes se develan poco a poco.  Una bebé como detonante de la historia y corazón de la misma, es algo sobresaliente también.
HELENO de José Henrique Fonseca (Brasil)
Esta película, que se parece a muchas en el tema y la narrativa, trata la historia de un deportista que llega a la gloria mientras se destruye a sí mismo, un paradigma tanto de la ficción como de la vida real, que nos recuerda películas como “Gatica el mono” de Leonardo Favio.  Lo más relevante, por lo tanto, no es la historia si no la factura de esta gran película.
La fotografía de “Heleno” es poco menos que impresionante.  El manejo de la cámara y de planos poco convencionales, una iluminación expresiva que habla con voz propia y el manejo de un hermoso blanco y negro con una gama tan amplia que es tan diciente con el color, son algunos de los muchos méritos de Walter Carvalho, uno de los mejores directores de fotografía de nuestros tiempos.  Renglón aparte merece la gran actuación de Rodrigo Santoro, quien nos recordó su papel en el “Bicho de siete cabezas”, con una actuación impecable en el papel del futbolista Heleno de Freitas (uno de los mayores cracks de fútbol brasileño) que pasa del glamour casi de comercial hasta una decadencia absoluta pero muy verosimil.
Día 2
SOFÍA Y EL TERCO de Andrés Burgos (Colombia)
La ópera prima de mi excompañero de la U, Andrés Burgos, nos trae algunos ingredientes interesantes para nuestro cine colombiano: no se trata de una película relacionada con ninguna temática violenta ni es una comedia chambona.  Es un intento por hacer humor blanco con una temática de fondo más profunda de lo que parece.  La actuación de Carmen Maura es memorable y su personaje entrañable emprende un viaje que no es más que una excusa para conocerla y entender mejor a quienes la rodean.  Se trata de una obra hecha con corazón y en donde la sensibidad no es artificial.
El humor es tan ingenuo que a ratos puede parecer bobo, pero se trata de una historia muy divertida.  Me gustó mucho esta película, aunque a ratos pensé que podría haber sido mejor como cortometraje.
Como dije en twitter, quienes se quejan de que el cine colombiano sólo es violento y de denuncia, deberían ver esta historia en las salas de cine del país.
PREMIOS INDIA CATALINA
De nuevo los premios de tv, la útima vez que fui fue hace 5 años cuando tuve una muy buena compañía, mi mamá, que disfrutó de la farándula como yo no soy capaz.  Más allá de los intentos de ser Hollywood con sus delirios de Red Carpet y los alaridos de la multitud al ver a sus actores favoritos, hay que reconocer que fue una gran producción audiovisual y un espectáculo entretenido el que dieron los artistas invitados.
Tuve el honor de ser jurado de estos premios y comprobé con satisfacción que la mayoría de ganadores fueron los que yo propuse (prometo publicar mis resultados).
Día 3
LAS MALAS INTENCIONES de Rosario García (Perú)
Esta historia nos presenta la vida desde la óptica de una pequeña niña de clase alta, que vive en la Lima de principios de la década de 80.  Se trata de una película introspectiva, en donde asistimos a las reflexiones y el mundo mágico de Cayetana, la protagonista que convive entre sus propias fantasías y un mundo incomprensible que la rodea y que está cargado de drama: La tensión entre obreros y patronos, el surgimiento terrorista de Sendero Luminoso, la falta de atención de sus padres y padrastro y la muerte acechando a sus seres cercanos.  En medio de la intimidad de la niña, siento que sobran algunas subtramas que hacen muy complejo y a ratos artificial el mundo interno de la niña, pero es una historia que se vive por el humor que respira y que matiza un mundo también difícil y lleno de tensiones y que ha sido poco retratado en nuestro cine latinoamericano: el de las clases privilegiadas. La niña protagonista hace un gran papel.
180 SEGUNDOS de Alexander Giraldo (Colombia)
Este festival ha sido el de las óperas primas colombianas.  Esta es una buena noticia, porque asistimos a la primera obra de nuevos directores de nuestro país y se esperaría que muchos de ellos logren el reto más difícil: seguir haciendo películas.  Una de estas obras es 180 segundos, que le apuesta a una temática muy conocida: una relación de amigos que confluye en un plan para un robo.  Se destaca la edición de la película desde el diseño gráfico, así como la buena música compuesta por Julio Nava.  Las actuaciones son frescas y la película se siente espontanea y con un espíritu juvenil y descomplicado, propio de los caleños.  Creo que tendrá buena aceptación del público, sobre todo el juvenil, por su narrativa y ritmo.  Como muchas óperas primas, está llena de referencias y guiños a directores reconocidos, en este caso se nota mucho la influencia de Quentin Tarantino y Guy Ritchie.  En mi concepto, se trata de una película entretenida, pero con un problema de estructura pues el final es muy largo y con poco ritmo para el frenesí de la primera parte del film.
Vaquero de Juan Minujin (Argentina)
Con esta película empezamos riendo y terminamos reflexionando.  Es la historia de un actor argentino en un buen momento, con obras teatrales y cinematográficas que le han reportado una modesta fama pero también llenado de angustia e insatisfacción.  Asistimos a los pensamientos y sentimientos del protagonista (el mismo director, Minujin) frente a la vida, los otros actores y su familia.  Es una película que nos muestra el universo del actor, siempre pendiente de representar a otros, pero con profundas crisis de identidad y de seguridad.  Al final, una gran crítica a la industria del cine y a los motivos que pueden llevar a un actor a la fama.
Shame de Steve McQueen (Reino Unido)
Esta película estaba en la sección gemas y con sobrada razón, pues es una joya de la cinematografía.  Ya el director nos había sorprendido con la maravillosa y desgarradora película Hunger en la que recrea, con lujo de detalles, la huelga de hambre de unos activistas del IRA.  Ahora vuelve con una película que aborda un tema poco trabajado en el cine: La adicción al sexo.  La película cuenta con una actuación impresionante de Michael Fassbender, sin duda uno de los mejores actores de nuestros tiempos, representando un personaje incapaz de amar y con una enferma obsesión por el sexo como vía de escape a su vacía vida.  Brandon (Fassbender) tiene, además, una hermana con tendencia a la depresión a la que adora pero que no sabe manejar.  Un guión sólido, con escenas desgarradoras y atrevidas y un final que nos deja con la boca abierta.  Sin duda, la mejor película que vi en el festival.
La voz dormida de Benito Zambrano (España)
De nuevo la guerra civil española aparece como telón de fondo para una película.  Esta vez, Zambrano, quien nos ha sorprendido con películas como Solas y Habana Blues nos presenta una historia que transcurre en la época de la posguerra civil (1940-41) desde la óptica de las mujeres, arrestadas e injustamente acusadas por el régimen de Franco.  Conmueve por el realismo que toca con el melodrama, aunque no presenta muchos elementos diferenciadores de películas similares sobre las guerras y las víctimas que dejan.  Lo mejor de la película es la actuación de las protagonistas, María León e Inma Cuesta que nos regalan personajes entrañables.
CONCLUSIONES:  Como siempre es un gran placer volver al festival de Cartagena.  Las películas, las ruedas de prensa, el reencuentro con los amigos, los nuevos desarrollos de la industria y los contactos profesionales son ya una gran ganancia que se acrecienta con la maravillosa locación caribeña.  Este año la programación fue de lujo, la cantidad y calidad de películas sobresaliente y el único lunar, la logística de acreditaciones, bien se perdona por el buen nivel que le ha permitido a esta festival recuperar su sitio de honor como el festival más antiguo y uno de los más importantes de Latinoamérica.

Breve diario del Festicine Cartagena

Para mis amigos cinéfilos, comparto mis notas sobre las películas vistas en el Festival de Cine de Cartagena con el objetivo de que puedan verlas, si pueden hacerlo y para quienes aun disfrutan de este gran evento que se extiende hasta el próximo viernes.  Ya actualicé con base en los premios.
Viernes 25
Hoy vi tres peliculas:
Waste land, un excelente documental sobre la asociación de recicladores de Rio de Janeiro y su relación con un artista conceptual, una soberbia película que muestra no solo el tema, si no también el proceso de investigación y es un ejemplo de acercamiento honesto con la comunidad
Por tu culpa, una película estresantemente interesante, no apta para mujeres casadas (alto riesgo de estrés y depresión), una oda casi surrealista a las peripecias a veces inauditas de las madres (mi reconocimiento y respetos para todas) que no las pone en posición de heroínas aunque queda claro que lo son. Podría definirla como un desesperado grito silencioso, me gustó, aunque me dejó tenso.
Gatos Negros, una película chilena muy naturalista, con unas actuaciones formidables de los viejos y unos conflictos tan reales como dolorosos. Al final es bonita, aunque sin esperanza y tiene, como lo definió su mismo director, la persecusión más lenta de la historia: una mujer de noventa años, artrítica, tratando de bajar una escalera.  Ganó el premio a mejor actriz para Claudia Celedón.
El Festival pinta muy bien este año.
Sábado 26
Entrevisté a un actor al que respeto mucho: Williem Defoe, para la Revista Kinetoscopio y para Cinestudio, mi programa de radio en Unisabanaradio.tv
Asistí también en el foro sobre cine colombiano y la verdad es que no se dijo nada nuevo, más de lo que ya sabemos, sólo me impresionaron algunas cifras y políticas del Ministerio de Cultura que no conocía.
Las películas que vi:
18 Comidas: Además de que me abrió mucho el apetito (que bien comen los españoles), me pareció una formidable puesta en escena, partiendo de la improvisación, para contar una historia coral con muchos matices y que, como suele suceder en este tipo de películas, hay unas mejores que otras. Las historias articuladas por las tres comidas del día, dan para que todos nos identifiquemos con más de una.
Abel: Película mexicana del actor y director Diego Luna. Se trata de un viaje al interior de una familia que debe convivir con su hijo de 10 años que tiene un problema mental indeterminado (parece ser autismo). Contrario a lo que pareciera, la película tiene un gran sentido del humor sin intentar fabulizar un drama humano terrible. La actuación del niño protagonista es impresionante.
Domingo 27
Hoy fue el maratón de cine colombiano para mí. Vi cuatro películas nacionales. Tres de ellas relacionadas con el conflicto armado, con niños, con el campo, con violencia simbólica y no explícita, una afortunada coincidencia que habla muy bien de la calidad de estas tres. La otra película (con el perdón de mi amiga Mónica Giraldo) es una de las más flojas que he visto en el festival.
La película en cuestión es En Coma una historia a la que se le nota demasiado el ser una ópera prima. Podría ser una excelente película de acción, pero el director quiso tratar de haer muchas películas en una sola. No funciona el simbolismo ni muchas de las actuaciones. No obstante, tiene momentos muy especiales, tanto desde lo visual como desde la narrativa de la historia. Lo peor: El guión.
tres películas que sí me gustaron son:
Todos tus muertos: Difícilmente podría pensarse una historia más macabra y violenta que ésta, en la que un campesino se ve enfrentado a una montaña de cadáveres que fueron dejados en su finca. La historia, sin embargo, evita deliberadamente el sensacionalismo visual de una historia como ésta al obviar al máximo el uso de la sangre y ser muy sugestiva y simbólica con el contenido que se muestra.  En este sentido, Carlos Moreno establece una gran diferencia con su película anterior: Perro come perro, que si bien trabaja mucho simbolismo, es mucho más cruenta y explícita.   La actuación de Alvaro Rodriguez es realmente sensacional y lo proyecta como uno de los actores de cine más respetados en Colombia y el manejo fotográfico justifica ampliamente el premio que ganaron en el festival de Sundance. Dura, lleva a la reflexión y maneja muy buena tensión. Como dijo su director en la rueda de prensa: “De las tres palabras del título la más importante es tus, pues nunca sentimos los muertos como si tuvieran que ver con nosotros”.  Muy recomendada.  Ganó el premio especial de Colombia 100%.
Pequeñas voces: Una pieza histórica para nuestro país al ser uno de los primeros largometrajes animados, el primero en hacerse en 3D y al hilar muchas historias infantiles con una línea temática argumental. La guerra vista desde el punto de vista de los niños es mucho más dura y en la película se habla más de lo que los niños pierden en medio del conflicto que de los momentos terribles y macabros que han padecido. Un bonito esfuerzo por retratar la guerra desde las voces y los dibujos de los niños víctimas de la violencia. El 3D es un recurso que no termina de funcionar y que, como lo manifesté en la rueda de prensa, puede generar expectativas y alentar a un público que no es el que estaría interesada en la película. Creo que se ve mejor en 2D.  Es chistoso que, sin ser documental, haya sido la ganadora del festival en esta categoría: Mejor documental.
Los colores de la montaña: La ópera prima de Carlos César Arbeláez, nuestro buen amigo realizador antioqueño, ha sorprendido en festivales importantes del mundo, impactó a Defoe y a McKee y a muy buena parte del público que vio la película, por supuesto incluyéndome. Se trata de una historia tan sencilla como impactante de unos niños que solo quieren jugar y vivir su vida en paz, en medio del conflicto armado de nuestro país. Las actuaciones de los niños son entrañables y todo parte de una adecuada caracterización de personajes, una buena dirección de actores pero, sobre todo, del encanto y naturalidad de los niños que, según su director, no sabían realmente nada sobre la película mientras actuaban. Terriblemente dura y conmovedora. Muy recomendada.  Ganó el premio especial del público.

Los colores de la montaña

Los colores de la montaña

Sobre estas tres películas escribiré un post en los próximos días aquí.
El cansancio de los días en las salas y la mezcla de aire acondicionado helado, sol canicular y brisa caribeña hacen sus estragos y este día vi mi primera película del festival en diapositivas.  Es inevitable que esto pase y que, a pesar de todos los esfuerzos, el cansancio gane y uno termine viendo la película por fragmentos y cada que abre los ojos se enfrente con situaciones que no entiende.  En este caso, la película fue Human Resources Manager  de Israel que, por lo que pude ver, no merecía este comportamiento. 
La otra película que vi y que realmente era más merecedora de la siesta cinematográfica fue la ganadora del Oscar a mejor documental Inside job una película tan interesante como compleja y un poco aburridora.  La cinta habla de la crisis financiera mundial casi para economistas.  Es una película para que el común de los mortales nos sintamos brutos y me causó risa que muchos de los gráficos que se presentaron en la película parecían sacados textualmente de los estados financieros de una empresa.  No es mala película pero es muy inferior a su competidora del domingo: Waste Land.  Una vez más el tema es más importante que la narrativa.
Se acaba el festival pero no el cine, quedan los buenos recuerdos, los amigos que vemos cada año así vivan en nuestra ciudad y las imágenes y sonidos entrañables que desafortunadamente son tan escasos en nuestra cartelera.

Lista de ganadores:
VIDEO ARTE: Sin título de Rened Varona Burbano, Causa – Efecto de Nicolás Buenaventura
PREMIOS NUEVOS CREADORES
Mejor Video Documental: Reciclando recuerdos de Catalina Vásquez Salazar (Universidad de Antioquia)
Mejor Video de Animación: Introspección de Andrés Felipe Barajas (Pontificia Universidad Javeriana)
Mejor Video Ficción: Permiso para soñar de Claudia Iguarán Manjarrés (Universidad del Magdalena)
CORTO EN CONSTRUCCIÓN
Las Flores de Marcela Gómez Montoya – Productor Oscar Ruiz Navia
COMPETENCIA OFICIAL CORTOMETRAJE
Premio Especial: Los días del verano son más largos Aina Calleja (México)
Premio Especial a Mejor Dirección: Marialy Rivas por Blokes (Chile)
Mejor Película: Esto es un revolver de Pablo González (Colombia)
COMPETENCIA OFICIAL DOCUMENTAL
Premio Especial: Jesús Romero personaje del documental Agnus Dei, Cordero de Dios (México)
Premio Especial: Macarena Aguiló directora de El edificio de los Chilenos (Chile)
Mejor Película Documental: Pequeñas Voces de Jairo Carrillo y Oscar Andrade (Colombia)
PREMIO MOVIE CITY EN COLOMBIA AL 100%
Mejor Película Colombiana Movie City:García de Jose Luis Rugeles
COLOMBIA AL 100%
Premio Especial: Apaporis, en busca del rio de Antonio Dorado
Premio Especial: Todos tus muertos de Carlos Moreno
Mejor Película: La sociedad del semáforo de Rubén Mendoza
COMPETENCIA OFICIAL FICCIÓN
Mención especial de los Cine Clubes (Asociación La Iguana) a Mejor Película: La vida útil de Federico Veiroj (Uruguay)Mención especial de la crítica colombiana a Mejor Película: La vida útil de Federico Veiroj (Uruguay)
Premio del Público Cinecolor: Los colores de la montaña de Carlos Cesar Arbeláez (Colombia)
PREMIO DE LA CRÍTICA INTERNACIONAL – FIPRESCI
Mejor Película: La vida útil de Federico Veiroj (Uruguay)
COMPETENCIA OFICIAL FICCIÓN
Premio Especial a Mejor Actriz: Claudia Celedón por Gatos Viejos (Chile/EE.UU.)
Premio Especial a Mejor Actor: Gabino Rodríguez por Asalto al cine (México)
Premio Especial a Mejor guión: Natalia Smirnoff por Rompecabezas (Argentina)
Premio Especial a Mejor director: Daniel Vega y Diego Vega por Octubre (Perú)
Mejor película: Post Mortem de Pablo Larraín (Chile)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 84 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: