Garzón vive, pero a duras penas

garzonHace un par de semanas publiqué en Facebook un comentario suelto sobre el primer capítulo de la serie Garzón del Canal RCN.  Fue grande mi sorpresa al constatar el gran interés que suscitó y la cantidad de comentarios que públicamente y en privado me hicieron sobre la serie pero, sobre todo, sobre la importancia del personaje histórico que no estaba viéndose completamente retratado en esta historia.
Mi comentario de entonces fue el siguiente:
Aunque no me encantó el debut de la serie sobre #JaimeGarzón, me parece un recordatorio necesario sobre lo que ha pasado en este país. En mi concepto, lo que pasó en el primer capítulo es que la serie empezó muy fría y sin contexto, por lo que veo difícil que quienes no saben algo del personaje y su historia se enganchen. El personaje de Garzón es mostrado más por los personajes que construyó que por lo que él era, lo que me parece un error de guion para un primer capítulo.
Lo mejor, sin lugar a dudas, es la actuación de Santiago Alarcon. Me atrevería a decir que el casting de #GarzónVive debió ser uno de los más difíciles de los últimos tiempos y los realizadores optaron por talento antes que parecido físico, logrando al final que el talento de Alarcón y el equipo de arte lograra un Garzón bastante cercano a la realidad.
Le daré una segunda oportunidad, porque conozco de cerca el proceso arduo de investigación que tuvo la serie y porque, como dije, el país merece homenajear a este gran personaje que sobresale entre tantos ídolos de pacotilla que han tenido serie en los últimos años.
¿Por qué le fue mal en raiting en su debut? porque además de los problemas mencionados, RCN perdió su público (el que aun tenía) hace tiempo por la falta de profesionalismo y seriedad de la línea editorial de su noticiero que decidió sacrificar su ética periodística por favoritismos políticos. Este canal está en un punto de no retorno y no es descabellado lo que se rumora de que podría pedir no renovar su licencia de funcionamiento.
¿Cuando será que Caracol y RCN descubren que la competencia no es el otro canal?…cuando lo hagan, será demasiado tarde.

Pues bien, continué viendo la serie, más por curiosidad que porque esté enganchado, y me doy cuenta de que los problemas, antes de mejorar se agudizan.  El público colombiano, sobre todo el más joven (si es que hay jóvenes que aun ven RCN) no debe tener idea de quien era Jaime Garzón y cuál es su relevancia para la sociedad colombiana. Hasta el momento parece ser simplemente un hombre divertido, mujeriego e irreverente.
El tono es telenovelesco y, hasta el momento, es imposible inferir la relevancia del personaje histórico, porque se han concentrado en asuntos baladíes y poco importantes de su vida ficcionalizada. Sorprende también que un director como Sergio Cabrera, tan importante para el cine nacional, pero que además ha hecho productos televisivos exitosos como Escalona, La Pola y Doctor Mata no haya logrado aun levantar la calidad de este producto televisivo.
Lo mejor sigue siendo el casting de los protagonistas: El niño, el muchacho y, sobre todo, Santiago Alarcón, se lucen en la interpretación del comediante. De los personajes secundarios, algunos hacen la tarea pero hasta el momento ninguno más se destaca.
Lo demás es flojo, superficial y no atrapa. La fórmula narrativa es la misma de siempre: vuelta al pasado para conocer la historia del personaje que poco a poco se desarrolla. El asunto es que en el pasado no hay nada realmente interesante y, lo más importante, no se está construyendo el personaje desde su origen. La intención de esta estructura narrativa es definir la caracterización dando a entender el porqué de las acciones y decisiones del personaje, pero la serie inició con dos capítulos en los que nos mostró a un hombre divertido injustamente asesinado y el resto solo nos muestra a un niño inquieto que no se adapta en ningún lado y con alguna inquietud intelectual.  Lo demás son chistes y travesuras.
Más allá de los problemas del público con el canal, de la querella de la familia Garzón contra la serie y de la amplia investigación detrás de esta producción que, como he comentado, sé que se hizo; este producto tiende a naufragar si sigue usando la fórmula narrativa habitual y cada vez menos efectiva de las series melodramáticas biográficas emitidas en nuestros canales privados.
Pd: Para quienes no saben quien fue Jaime Garzón, es importante señalar que, más allá de su faceta como humorista, fue un gran humanista y pensador de la realidad política colombiana.  Que sus juicios precisos y certeros (muchos de ellos disponibles en Youtube) le trajeron múltiples enemigos de todas las orillas y señalamientos descarados e injustos. Que con su muerte se fue buena parte de nuestra capacidad de reirnos de nosotros mismos y ese freno a los abusos de poder que, casualmente o no, coinciden con el inicio de una época llena de cinismo y descaro de parte de los políticos colombianos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s