La Fonocracia

A juzgar por las llamadas que hacemos a las empresas en Colombia (y la situación es la misma en muchos países), nosotros somos la razón de ser de las compañías, nuestra llamada es de vital importancia y con mucho gusto nos atienden.  La realidad, sin embargo, definitivamente no es así. No hago este comentario como…

Tu voto: