El duro camino de la reconciliación

La palabra reconciliación, tan mancillada y malinterpretada, viene del latin reconciliare que significa “volver al concilio”. Esta definición nos deja muy claro que la reconciliación es volver a ponernos de acuerdo frente a lo que debemos hacer y, sobre todo, en lo que no debe volver a suceder. Podemos reconciliarnos a pesar de no olvidar…

Tu voto: