El profe

Febrero de 1997.  Después de pasar una noche con largos intervalos de vigilia, escucho por fin el despertador. Aun es muy temprano (4:30 am) y la ansiedad se siente en la oscuridad. Me pongo un pantalón, una camisa formal y una corbata que creo que me hace ver mayor a mis 21 años, pero en…

Tu voto: