El humor político no ha muerto

Reseña de la obra de teatro Hay un complot 2

hay un complot

Aunque el 13 de agosto de 1999 el humor político en Colombia recibió una herida de muerte, es reconfortante saber que aun hay humoristas que desde la caricatura, la opinión, la televisión o el teatro le apuntan a hacernos reir de una de las peores tragedias: nuestra clase política.
Personajes como Tola y Maruja en el teatro; Daniel Samper Ospina (gústenos o no) en la prensa y Youtube; Matador en la caricatura, los reencauchados Martín de Francisco y Santiago Moure en la televisión y, desde hace muchos años, César Augusto Betancur en los libretos son algunos de los responsables de que podamos reirnos con tranquilidad de aquello que nos hace enfrentarnos con furia en las redes sociales.
Seguramente muchos no reconocerán el nombre de César Augusto Betancur “Pucheros”, pero este ex-trovador ha sido el cerebro detrás de comedias tan recordadas como El manicomio de Vargasvil y La Luciérnaga (radio); Francotiradores, La selección, La ex y Las hermanitas Calle (televisión) y Eres la única pero no la única, Infraganti y Cállate y escribe (teatro).  Precisamente, “Pucheros” y Dago García son los cerebros detrás del guión de Hay un complot 2, una obra de humor político que nos permite reirnos de nuestras desgracias y de los desgraciados que las han ocasionado.  Dirigida por Víctor Quezada y con un elenco maravilloso, la obra es una sátira de nuestra realidad política enmarcada en el chocante neologismo de la “posverdad”, que no es otra cosa que validar las mentiras de los políticos para que se salgan con la suya.
Sin caer en la caricatura ni la imitación directa, pero con constantes referencias a personajes y sucesos de nuestra realidad nacional, los actores de la obra escenifican a la perfección algunos de nuestros males presentes en la clase política colombiana: Corrupción, tráfico de influencias, ambición, vanidad y hasta lujuria.  Los pecados capitales podrían completarse con envidia y hambre de poder y pereza para trabajar.
El elenco está constituido por un grupo de reconocidos actores del cine y la televisión nacional, mezclando la experiencia de veteranos de la actuación con nuevos talentos actorales; pocas obras podrían darse el lujo de contar con intérpretes de la talla de Luis Eduardo Arango, Marcela Carvajal, Jimmy Vásquez, Yuri Vargas, Andrea Guzmán, Jefferson Quiñones y Víctor Hugo Morant.
El contenido político, no obstante, no termina por ser panfletario y, como se dice comúnmente, “no deja títere con cabeza”: Del presidente a la oposición, de la guerrilla a los gringos, de la prensa a los electores; cada uno toma lo que le toca en el enrarecido clima político de los últimos años.  El trago amargo de la política sabe dulce con el buen humor del libreto y la capacidad interpretativa de los actores que permite que el público disfrute de una obra entretenida pero que también pone a pensar y en donde cualquier parecido con la realidad…no es ninguna coincidencia.

  • Hay un complot 2 está en temporada en el Teatro Patria (Bogotá) hasta el 8 de octubre. Viernes y sábado- 8:30 pm
    Domingo- 6:30 pm
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s