Una isla, dos hermanos y una cabra

diadelacabraUna isla es una porción de tierra rodeada por agua, eso lo sabemos todos, pero también es un lugar alejado del continente, con una dinámica propia que usualmente es desconocida por quienes solo la frecuentan en vacaciones.  San Andrés y Providencia es, para la mayoría de los colombianos, un destino vacacional soñado y para los gobiernos un lugar prácticamente inexistente mientras no exista un litigio fronterizo.  Providencia es, además, la otra isla, cuyas playas adornan los folletos pero muchas veces no aparece en el horizonte de los colombianos.
Esta es una de las razones por las que se agradece una película como El día de la cabra que, en clave de comedia, nos presenta la Providencia desconocida por los turistas.  Dirigida por Samir Oliveros, un colombiano formado en la School of Visual Arts de Nueva York, esta película nos presenta la historia de los hermanos Denton, un par de adolescentes con los conflictos propios de su edad y una rivalidad fraternal que deben unirse para enfrentar en un solo día un problema común que involucra una cabra, el villano de la isla, brujería y el automóvil familiar. Hablada totalmente en creole (dialecto propio de la región insular), esta película hace también un gran aporte a la difusión de la cultura local.
Enmarcada en un contexto de realismo mágico, esta película acude a simbolismos propios de la imaginería afrocaribeña para contar una historia sencilla y divertida que, a pesar de algunos baches, entretiene.  Aunque ha sido rodada en una de las locaciones más bellas del país, la película evita el preciosismo y nos permite ver la realidad de la isla como nunca la hemos visto: Sin hoteles, discotecas y, sobre todo, sin turistas. La música es uno de sus puntos a favor, es un buen hilo conductor y, aunque a veces su entrada en la historia es forzada, reconoce la labor y la dinámica de los músicos locales.
Sorprende positivamente el nivel del elenco de no profesionales que participan en la cinta, destacándose especialmente la pareja protagonista, que luce natural y convincente. Por medio de sus picardías, acuerdos y desacuerdos; los hermanos Denton saben llevar el hilo de la historia para involucrar a los espectadores en la solución del problema que los agobia y, en su recorrido,  presentarnos una galería interesante de personajes autóctonos.
Con un recorrido interesante de festivales y algunos premios obtenidos, El día de la cabra no pasará a la historia como una de las mejores películas del cine colombiano, pero su acertada narrativa que supera el exotismo de los paisajes de tarjeta postal y una buena factura técnica y visual, la convierten en una buena opción de entretenimiento y una oportunidad para acercarnos a ese maravilloso paraíso natural que , lamentablemente, poco conocemos los colombianos.
Estreno: 9 de noviembre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s